Gema G

Weekdays 10AM-3PM

Uno no puede estar tranquilo nunca. Una familia de Riverview fue evacuada inesperadamente de la casa que rentaban, a pesar de que estaban al día con el pago de alquiler. Resulta que la casa que rentaba Oswald Robinson fue vendida y él pensó que estaba protegido por el contrato de arrendamiento de un año que tenía con el propietario anterior. Pero el 6 de Febrero el nuevo dueño se presentó en su casa y quería que él y su hijo se fueran a pesar de que el contrato de arrendamiento estaba vigente hasta Junio. En marzo, Oswald llegó a casa del trabajo y encontró un aviso de desalojo pegado en la puerta del garaje. Días después, llamó al 911 después de llegar a casa y encontrar al nuevo propietario y un equipo de trabajo dentro de la propiedad, pero sin orden judicial de desalojo, lo que significa que el nuevo propietario no tenía derecho legal de ingresar a la casa de Robinson. La cosa no termina ahí, a fines de Marzo, el nuevo propietario presentó un caso de “retención ilegal” contra los Robinson. Acusó a la familia de vivir ilegalmente en la casa y  afirmó que eran “ocupantes ilegales”. Los Robinson aprendieron por las malas que un contrato de arrendamiento no siempre protege a los inquilinos cuando la propiedad de alquiler cambia de dueño. FUENTE: