Primary Menu

La familia Morgan McCoy alza la voz para que los padres de niños pequeños no pasen un susto tan grande como el que ellos pasaron, cuando su  hija  de 6 años  consumió 50 mg de THC, la sustancia química responsable de la mayoría de los efectos psicológicos de la marihuana.

La niña de 6 años, que estaba con su padre en una reunión en la piscina mientras visitaba a familiares, fue a buscar su ropa cuando encontró el paquete de  “gomitas con infusión de cannabis” en una cómoda. La niña pensó que eran dulces y los consumió. Las gominas pertenecían a un amigo de los familiares de la niña.

La niña y sus padres pasaron una noche tensa en el hospital durante la cual las “respiraciones por minuto bajarían a un solo dígito a veces”, dijo McCoy, y agregó que “su frecuencia cardíaca se dispararía a niveles alarmantes en otras ocasiones”.

La niña se a recuperado  y nadie fue acusado, pero el incidente ha empujado a McCoy a trabajar por la regulación de este mercado.

 

NOTA COMPLETA AQUÍ: