Primary Menu

Durante más de dos décadas, Chick-fil-A  de  Waters Avenue en Tampa ha deslumbrado a sus clientes durante las vacaciones. Este año, sin embargo, la tradición se reducirá y todo gracias a la pandemia de Covid-19.  El entretenimiento, conciertos de coros de la escuela y la iglesia, una noche de cine y desayuno con Santa, no se verán este año.  Lo que si verán es el drive-thru iluminado para los clientes el 23 de Noviembre y habrá una “sorpresa” en las ventanas delanteras. Dijeron que también habrá un código QR disponible con un “mensaje especial” de Santa.

 

NOTA COMPLETA AQUÍ: