Primary Menu

El gobierno federal delineó un plan el miércoles para que las vacunas contra COVID-19 estén disponibles de forma gratuita para todos los estadounidenses.

Inicialmente, puede haber un suministro limitado de vacunas disponibles. La primera fase de la distribución de la vacuna se centrará en proteger a los trabajadores de la salud, otros empleados esenciales y personas de grupos vulnerables. La segunda y tercera fase ampliaría la vacunación a todo el país.

La vacuna en sí será gratuita y no se les cobrará a los pacientes un centavo gracias a miles de millones de dólares en fondos de los contribuyentes aprobados por el Congreso y asignados por la administración Trump.

Para ver el plan, entra aquí!