Primary Menu

Un número creciente de estados están recurriendo al gobierno federal para ayudar a pagar los beneficios de desempleo a millones de estadounidenses que quedaron desempleados por la pandemia de Coronavirus.

Es verdad que varios fondos estatales para el desempleo se están agotando y los estados enfrentan serios problemas financieros, pero la crisis de efectivo no afectará a quienes soliciten o reciban beneficios; recibirán sus cheques semanales independientemente de la situación financiera de su estado.
Un récord de 20.5 millones de personas perdieron sus empleos en Abril en medio del cierre auto impuesto de la nación.

NOTA COMPLETA AQUÍ: