Primary Menu

Martica

10:00am - 3:00pm

Sarah Martínez, de Casselberry, Florida, se está recuperando después de haber contraído una bacteria marina mientras estaba en una playa de Sarasota.

Martínez explicó que se cortó afeitándose unos días antes de su viaje. Pensó que se le había sanado la herida y que estaría bien si iba a la playa. Unos 30 minutos después de que salió del mar, le comenzó una picazón alrededor de la lesión e, inmediatamente, se le hinchó la piel.

Los médicos inicialmente pensaron que tenía la bacteria “come carne”.

Comenzaron a darle un tratamiento de antibióticos y la hinchazón, eventualmente, comenzó a bajar.

Afortunadamente para Sarah, los médicos determinaron que su infección era celulitis infecciosa, no la infección que causa la bacteria “come carne.”

Pero la celulitis infecciosa, cuando no es tratada, puede propagarse a los tejidos más profundos y causar fascitis. La fascitis, si no es tratada inmediatamente, puede envenenar la sangre y Martinez podría haber perdido una pierna.